¡CLASE EN VERA VIRTUAL SECUNDARIA!

Durante este tiempo de clase virtual los maestros han pasado por un sinfín de emociones, pero siempre con el pensamiento de cómo impartir mejor mi clase o que las alumnas entiendan el concepto que se les quiere transmitir y puedan desarrollar y utilizar el conocimiento nuevo adquirido.

Como bien sabemos las clases a distancia por mejor planeadas y desarrolladas que el maestro la tenga, pueden surgir situaciones inesperadas que a veces alteran esta planeación un poco. Les compartimos anécdotas de diferentes maestros en situaciones distintas.

1- ¡La típica computadora trabada! 😐😱 

Durante todo este tiempo que hemos estado trabajando de forma virtual, sólo una vez he tenido problemas de conexión en mi computadora. 

Situación: Era la 5ta clase, comencé prendiendo mi computadora cerca de las 11:05am, la clase inicia a las 11:15, tenía suficiente tiempo para  para iniciar con las alumnas, pero mi computadora se trabó, dejó de responder y no podía hacer nada. Esperé pacientemente, pues aún faltaba tiempo, pero el tiempo pasaba y la computadora seguía sin responder. Comencé a desesperarme porque la clase ya casi iniciaba y todo mi trabajo del día se encontraba ahí. Llegó la hora de la clase y la pc no daba señales de querer funcionar.  😐😱 

Solución: Usé mi celular para mandar un mensaje a través de Google Chat explicando a las alumnas la situación en la que estaba y pronto me respondieron diciéndome que no me preocupara, que ellas esperaban hasta que funcionara. No fue sino hasta 5min después de haber iniciado la clase que mi computadora se restableció y me pude conectar. Me sentía preocupado por el retraso y que las alumnas se fueran a desconectar, pero muy lindas ellas me dieron palabras reconfortantes y el estrés que sentía se fue disipando.

2.- ¡Mi vecina enamorada! 😅 

Sabemos que en estos tiempos de pandemia nuestro lugar de trabajo es nuestro hogar, y estando en casa somos blanco fácil de los constantes ruidos externos de vendedores, camiones de servicio, vecinos ruidosos, entre otros. 

Situación: Ya era el medio día por lo que los ruidos matutinos ya habían cesado en su mayoría, pero no contaba con que tenía una vecina muy enamorada a quien su novio le trajo una serenata,  al medio día, ¡háganme el favor! La música se empezó a agudizar y las alumnas comenzaron a decir que me habían llevado a mí serenata. Me dio tanta pena por el ruido pero fue más la risa por que las niñas querían saber el chisme, querían que me asomara por la ventana y les mostrara.  Afortunadamente sólo fueron dos piezas que tocaron y se calmó el ruido, pero durante la clase no faltaron comentarios sobre el tema. No podía evitar reírme.   

Solución: Una actividad a realizar y mi micrófono en silencio.😅 

3.-¡Mi laptop se apagó! 😱

Situación: Claro, no falta la clásica. Me muero de risa y frustración cuando estoy más concentrada en la clase, y de repente ¡PUM! ¡Se apaga mi laptop! Resulta que no me doy cuenta del aviso de batería baja y se apaga. Ya saben las alumnas que si desaparezco fue de nuevo mi despiste, en un par de minutos vuelvo a entrar. 

 

4.- Participación en clase 📚

Lo que veo en general es que a las alumnas les da más pena participar abiertamente por el hecho de tener que apagar micrófonos, todas se quedan a la expectativa de ver quien sigue y a la hora de poder hablar, todas se quedan esperando y nadie habla. Por eso ideamos una rueda de nombres y juegos o actividades en línea donde todas pueden participar y opinar. 😁👍🏻 

 

5.- ¡Se me fue la luz! 😖 💡

 Situación: Estaba dando mi clase, tenía  ya 10 min con mis alumnas, cuando de repente se fue la luz en mi casa, me desconecte en automático y les mande un mensaje por chat pidiendo que continuaran trabajando y explicando la situación, pensando que regresaría de inmediato. 😖            

Solución: Al pasar un par de minutos y ver que no regresaba le avisé a mi coordinadora de la situación, ella entro con mis alumnas inmediatamente y continuó con mi clase.✨🙏🏻  Mientras yo iba ir a casa de una compañera para conectame de su casa y antes de salir por la puerta regresó la luz.💡 Me conecté nuevamente a mi clase agradeciendo el apoyo tanto de mi coordinadora como de las alumnas que continuaron conectadas y trabajando.