En el Instituto de la Vera-Cruz nos vemos siendo un referente en la educación del siglo XXI, acompañando a las alumnas en su crecimiento y desarrollo integral desde una comprensión cristiana del ser humano y la sociedad, con un modelo educativo de vanguardia y el compromiso de renovación permanente de toda la Comunidad Educativa, de forma que podamos trascender comprometidamente en la transformación de la sociedad y el cuidado del planeta.

Seguir siendo un referente de la educación integral, mediante un modelo educativo de vanguardia e inspiración cristiana, que forme mujeres que trascienden en la sociedad.

Como educadoras nos atañe directamente el proceso complejo y cambiante de la globalización, que afecta a las personas que educamos, esto nos supone vivir en una actitud de:

  • Conocer la realidad personal y social en su complejidad de valores y contravalores y sus procesos de cambio.
  • Estar abierta a los signos de los tiempos, contemplando la realidad con sentido crítico y discernimiento evangélico.
  • Responder a los retos de la realidad con creatividad, trabajando por crear un futuro más humano para las nuevas generaciones.
  • Formar en el amor y respeto a la creación.

 

En el Instituto de la Vera-Cruz nuestra filosofía tiene su base en cuatro ejes que fundamentan y dirigen la cultura institucional:

  • Opción por la vida.
  • Libertad responsable.
  • Identidad de género y cultura.
  • Inclusión.
  • Veracidad
  • Compasión
  • Equidad
  • Austeridad
  • Respeto
  • Servicio