“El principal reto como docente es adaptarse a la velocidad que cambia el mundo y las tendencias; saber poner disciplina de manera firme, cercana y asertiva. Crear buenos ambientes de clase basados en la motivación y respeto”.

“Me apasiona la parte romántica de la educación como un medio para transformar el mundo, porque la considero más que una plataforma académica, creo que es un escenario de vida que debe propiciar la tolerancia, participación social, la sana convivencia, resolución de conflictos, diálogo, reflexión, pensamiento crítico y creativo”.

MARÍA MARTHA VALLEJO THOMSEN

La educación: ‘más que un trabajo, una forma de vida”

Con gran responsabilidad y un profundo sentimiento de compromiso, la maestra María Martha Vallejo Thomsen se desempeña como directora de Secundaria del Instituto de la Vera-Cruz, colegio al que considera su segunda casa y con el cual tiene una gran afinidad, pues comparte su visión, misión, valores y proyecto educativo. “Vivo con pasión y vocación mi responsabilidad como educadora en el Vera-Cruz. Cuando pierdes la noción del tiempo en tus actividades laborales te das cuenta de que ha dejado de ser un trabajo para convertirse en una forma de vida, experimentando así la plenitud profesional”, afirma la directora, quien es reconocida en el ámbito educativo como una líder sensible que invita a la cooperación, la innovación y el compromiso. Sus principales áreas de interés son la gestión académica, la planeación estratégica y el diseño de proyectos y experiencias que formen valores e incidan en la formación de personas íntegras, encontrando satisfacción en la trascendencia. “Me gusta dejar huella en la vida de las personas a través de una formación sólida, basada en la ética del cuidado propio y de su entorno, personas que se comprometan en la acción”, apunta